Radio Cataratas - FM 94.7 AM 1160 - Cataratas del Iguazú
Martes 16 de Sep. de 2014 Buscar      RSS Twitter Facebook      |

opi - 26/06/2010

Texto
| | Mas

Cortos de memoria

Silvia Torres

Es común que se lea y escuche una generalizada concepción que casi ronda el mito: El radicalismo y la oposición son más democráticos y respetuosos de las instituciones que el peronismo K. ¿Cuánto se oculta para llegar a esta afirmación?

El amplio espectro de la oposición que monopoliza en gran medida el uso de los oligopolios de prensa nacionales recuperó para la reinstalación en la opinión pública el concepto de que el peronismo –en este caso el K-, hace uso y abuso de métodos autoritarios y antidemocráticos y es poco respetuoso de las instituciones republicanas.

Para convertir en verdad este desacierto se vale de la desmemoria, la mentira y el ocultamiento de hechos históricos, incluidos los sucesos del pasado reciente.

Veamos. Tanto el radicalismo como el autodenominado peronismo federal o disidente, conformado este último por menemistas de todas las horas, fueron gobierno no hace mucho tiempo atrás.

En el caso de los primeros, arrastran el duro lastre de que no saben gobernar, ya que cuando lo hacen se caracterizan por padecer una especie de parálisis para la toma de decisiones y de medidas urgentes en virtud de que gobiernan un país, en donde, por lo general, las papas queman. Se puede decir que, durante el mandato de Raúl Alfonsín, uno de sus principales errores estratégicos y tácticos fue ubicar en lugares de alto voltaje político a hombres de profunda fe antiperonista y muy comprometidos con los sectores golpistas, desde 1955 (Roque Carranza, Gemán López, Alconada Aramburú). Estos, fogoneados por un exacerbado entusiasmo de los integrantes de la Coordinadora, comenzaron a profundizar la polarización con la oposición, expresada en un peronismo que buscaba remozar sus demolidas estructuras, incluidas las huestes sindicales. Soñaban construir el Tercer Movimiento Histórico para estar en el poder “por cien años más”.

Sobre este pecado capital, la crisis heredada de la dictadura se fue acentuando y horadando la fortaleza del gobierno que así quedó a merced de los grupos golpistas militares y financieros, que terminaron por obligarlo a entregar el mando seis meses antes, cuando se habían producido elecciones en medio de una sucesión de protestas populares y saqueos, que daban cuenta del deterioro económico de los salarios e imperaba el estado de sitio.

Luego del interregno menemista, la asunción de Fernando de la Rúa volvió a poner de manifiesto la falta de vocación política del radicalismo, esto es la incapacidad de leer y comprender correctamente la realidad y operar en consecuencia sobre ella, para alcanzar los objetivos fijados en la campaña. ¡Nada más alejado de los hechos! Su gobierno fracasó sumergido en hechos de ilegalidad y usando el poder que deviene del manejo del Estado como instrumento para favorecer a unos pocos pero poderosos intereses económicos. Así, el corto período delarruista pasará a la historia, una vez más, por vapulear a los sectores populares mediante la reducción de jubilaciones y salarios y una sangrienta represión con la muerte de una veintena de manifestantes en diciembre del 2001, que se sumaría a siete víctimas cosechadas en episodios anteriores, además de los bochornosos sobornos a legisladores para aprobar la ley de flexibilización laboral.

Claro que la violencia y el poco apego a las formas republicanas y democráticas que signó a los gobiernos radicales post dictadura no fueron exclusivos ya que el menemato-duhaldismo -durante la friolera de los diez años de gobierno de Menem y año y medio de Duhalde-, se valió de aprobar privatizaciones por decreto o con diputruchos, de utilizar las reservas del Banco Central sin pudores republicanos, de reformar la Corte Suprema para entronizar a ex socios y amigos, de pagar sobresueldos y de implantar feroces devaluaciones por decreto -que permitió la más fabulosa fuga de capitales que conoce la historia de los argentinos-, son algunos de los tantos hechos vergonzosos que aplicaron quienes hoy pontifican acerca de modos autoritarios y falta de respeto hacia las instituciones de la República.

Quieren construir, sobre la falta de memoria de complacientes comunicadores y el ocultamiento de los archivos periodísticos, una oposición ejemplar formada en una escuela republicana que se ocuparon de destruir en la práctica de la política cotidiana.

Sobre este modelo se construyen otras figuras emergentes en los últimos tiempos: De Narváez y Macri, por ejemplo. El primero, haciendo uso de un poderío económico cuyo origen se mantiene en las sombras y el segundo, cometiendo todo tipo de atrocidad anti republicana, como las escuchas ilegales, la creación de un aparato policial archi sospechado de corrupción, abandono de las políticas sociales, culturales y de derechos humanos, entre otras acciones no rentables que ineludiblemente debe cumplir el Estado.

En esta descripción se elude a figuras como la de Lilita Carrió o Fernando Pino Solanas porque no han cumplido hasta hoy tareas ejecutivas, aunque evalúan al gobierno sobre la base de los mismos mitos que sus socios en el denominado Grupo A.

Es cierto que la democracia argentina tiene aún muchas asignaturas pendientes. Pero, en el proceso de restauración de la Nación y el Estado, es innegable que algunos pasos se han dado, como el de recrear un país que produzca, que construya y sostenga un mercado interno y que ofrezca oportunidades de una vida digna para todos sus habitantes, como hechos ineludibles para la consolidación de las instituciones republicanas.

Creemos que, en tal sentido, el gobierno avanzó como ningún otro en estos casi veintisiete años de democracia con medidas que apuntan a un cambio de paradigma político y que reconstruyen al Estado y la Nación. Vale la pena enumerarlas: la reforma en el uso de los decretos de necesidad y urgencia, restauración de la independencia de la Corte Suprema de Justicia, derogación de las leyes que imponían la impunidad, reforma del Consejo de la Magistratura, nueva política en materia de jubilaciones, la puesta en marcha del Consejo del Salario y el funcionamiento de las paritarias, la asignación universal por hijo además de la Ley de servicios de comunicación audiovisual y la reforma electoral en marcha.

No es poca cosa. Sobre todo si recordamos que el piso era la destrucción del aparato productivo en todos sus niveles; el 53 por ciento de pobres y mucho más de 20 por ciento de desocupados; fuga de capitales, de ahorros y hasta de los propios argentinos en búsqueda de un futuro posible y, además, la feroz represión de De la Rúa y Duhalde con su secuela de ciudadanos muertos.

No es poca cosa el camino recorrido en los últimos siete años. Lo malo, lo terriblemente trágico podría ser no recordarlo.

Dejanos tu comentario
Maximo 500 caracteres
Radio Cataratas (Televisión del Litorial) no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. Radio Cataratas (Televisión del Litorial) se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina
ESTAS ESCUCHANDO

Suplemento matutino diario

Efemerides
SEPTIEMBRE
16

2014

Día Internacional de Protección de la Capa de Ozono - Día de los Derechos de los Estudiantes Secundarios.

1882

Nace en Tucumán el escritor Ricardo Rojas.

1810

La Junta de Gobierno surgida del movimiento del 25 de Mayo de 1810 separa a los pueblos de Misiones de la jurisdicción de Paraguay, al no haber adherido ésta a la causa patriota.

Encuesta

Debes estar registrado para poder participar de la encuesta
Columnistas

NUESTRA HISTORIA

Por el Dr. Carlos Villalba

DE ORIENTE A OCCIDENTE

Por el Padre Gumercindo Meiriño

LA FAMILIA

Reflexiones

OPINION

Por Con sorpresa, de esa extrema, escuchamos al Edil Lucio Schreiner(FR) confesar que los pobres se están muriendo todos los días (sic)

SEMILLAS PARA EL ALMA

Por el Prof. Sebastián Escudero

SUERO ANTIOFÍDICO

Por Pablo Guillermo Cieslik

Por Claudio Salvador

info@radiocataratas.com

Radio Cataratas FM 94.7 - AM 1160
Director: Fabio Pereyra
Av. Calandrias y Golondrinas - B° IPRODHA
Puerto Iguazú - Misiones - Argentina
+54 (03757) 420-060 / 424-078

Desarrollado por DiegoFuguet.com.ar